Formación para profesores en enseñanza del español como lengua extranjera en Barcelona. Mi experiencia.


Durante las dos primeras semanas de julio de este año, tuve la fortuna de participar en una formación en enseñanza del español como lengua extranjera. Este curso fue ofrecido por la Universidad Autónoma de Barcelona en colaboración con el Instituto Cervantes. Durante 9 días, conocí profesoras estupendas que compartían sus conocimientos teóricos, sus vivencias y experiencia en el aula y transmitían su pasión por la enseñanza de ELE.

El conocer a profesoras como Cristina Lozar, Beatriz Ferrús, Dolors Poch, Paula Cerdeira (cordial saludo para ella) y Carolina Julià (excelente docente) fue un gran privilegio.  Trataron temas como las primeras clases, la enseñanza de la literatura, la pronunciación, selección y adaptación de materiales, la evaluación y recursos para el profesor. Cada clase era impartida por una profesora diferente y sus contenidos me aportaron interesantes herramientas didácticas, confirmaron mis estrategias, me dieron la posibilidad de reflexionar sobre mi ejercicio docente y lo "fácil" que resulta enseñar español a estudiantes bilingües (francés-inglés) en comparación con estudiantes chinos, coreanos o japoneses. Pero la cereza del helado fue conocer a Lourdes Miquel. Desde que leí sus publicaciones sobre el tratamiento del contenido cultural y sociocultural en clase de ELE, la he admirado como investigadora y docente. En la formación, su clase abordó el tema de la enseñanza de algunos de los principales problemas gramaticales que plantea el español a los alumnos de ELE. Fue genial conocer esta perspectiva cognitiva de la enseñanza de la gramática, recordar al famoso José Plácido Ruiz Campillo y presenciar una clase tan bien elaborada y preparada. En pocas palabras, impecable. Lourdes además de ser una conocedora de múltiples aspectos de la enseñanza de ELE, es un ser humano incomparable. 

Adicionalmente, aprendí mucho de mis compañeros de formación. Pude apreciar lo que otros profesores o futuros profesores piensan sobre la enseñanza, conocer sus creencias y los desafíos de la profesión tanto en la práctica docente como en la búsqueda de empleo, así como el gusto por lo que hacen o quieren hacer.

A pesar de que era un curso para profesores con poca o con ninguna experiencia en enseñanza de ELE, me quedé con grandes aprendizajes y con la inquietud de llegar a ser una formadora de profesores. Un proyecto que he venido pensando desde hace algún tiempo pero que con esta formación comienza a tomar forma. Lo mejor de todo esto es que traigo a Canadá nuevas ideas para mis clases, material auténtico y que mis estudiantes serán los que más se beneficiarán de mis dos semanas de formación.

Quiero agradecer a Diana Bravo Moreno por ayudarme a encontrar esta formación y a Joseph García de la UAB, quien me ayudó siempre que lo necesité.

Estas son unas fotos de mi curso en Barcelona.




Entradas populares