Reflexión sobre métodos de enseñanza de lenguas.

Actualmente la enseñanza de lenguas extranjeras atraviesa por una época del postmétodo. Sin quererlo, y haciendo una reflexión sobre mis estrategias pedagógicas, concluí que me adhiero y aplico dicha tendencia. Dejo mi reflexión, la cual publiqué en el foro de una asignatura pre requisito que curso actualmente en el programa de Estudios Hispánicos de la Universidad de Montreal.

 Personalmente no uso un método o unos métodos en especial. Yo hago algo a lo que llamo "collage" : tomo elementos de diferentes métodos o enfoques y los adapto a las necesidades de mi grupo o de mi clase particular. También tengo en cuenta sus estilos de aprendizaje, sus procesos cognitivos y el aspecto emocional y motivacional. Estos últimos son cruciales a la hora de aprender un idioma, puesto que un estudiante motivado produce mejores resultados en las habilidades comunicativas y adquiere el idioma fácilmente. Lo que más me gusta de esta dinámica es la retroalimentación constante con el estudiante, el compartir de saberes, de opiniones y de expectativas, lo cual favorece y enriquece la relación pedagógica. El papel del profesor, en mi opinión, debe ser siempre de guía, de mediador, un agente de ayuda y colaboración. Esta perspectiva promueve un aprendizaje más significativo y perdurable.
Para poder llevar a cabo dicha dinámica, es indispensable conocer los diferentes métodos y enfoques: sus características principales, su aplicabilidad, sus fortalezas y desventajas. Adicionalmente las diferentes corrientes pedagógicas: el conductismo, el cognitivismo, el constructivismo, etc. y echarle un vistazo a las competencias comunicativas, sin dejar de lado el invaluable aporte de las experiencias vividas por profesores que llevan años de noble ejercicio docente. Con toda esta literatura en mano, lo único que nos queda es ese goce por enseñar, esa maravillosa experiencia de acompañamiento en el proceso de aprender. 

Entradas populares