Translate

sábado, 17 de septiembre de 2016

¿Cómo preparar actividades sobre contenidos culturales en ELE? Mi experiencia.

Algunas veces surgen inquietudes sobre cómo podemos presentar contenidos culturales específicos. Por un lado, algunos manuales proponen la presentación de un país del mundo hispano, con el fin de abordar contenidos funcionales, gramaticales, léxicos o fonéticos. Este tratamiento favorece el aprendizaje de contenidos y nociones de la lengua extranjera o de la lengua segunda. Adicionalmente, esta propuesta didáctica tiene un impacto positivo en la dimensión afectiva, puesto que a muchos estudiantes les interesa conocer la cultura de los países hispanohablantes. Por otro lado y como caso general, los manuales consagran solamente una pequeña sección de las unidades didácticas a la presentación de contenidos culturales o socioculturales. Para muchos profesores, esto no es suficiente y nos interesa explorar y explotar más esta información. Sin embargo, los profesores no siempre contamos con un amplio conocimiento de estas culturas y la preparación de actividades nos demanda una importante inversión de tiempo: investigando, leyendo, consultando, preguntando…

En realidad, no debemos ser unos expertos en la cultura hispana o haber vivido una temporada en el país que queremos presentar. Estas son algunas de las estrategias que uso para la preparación de actividades que involucren contenidos culturales:

  • Leer mucho sobre el tema que se va a presentar. Es obvio, pero el tiempo es muy corto y cuando tenemos muchos grupos o un horario muy cargado abandonamos la idea de documentarnos sobre el tema. Yo recomiendo hacer pequeñas lecturas en internet (pero consultando sitios y fuentes fiables) y buscar libros en las bibliotecas con semanas de anticipación.  
  • Preguntarle a una persona nativa. Como profesores de ELE debemos pertenecer a redes de profesores de español en internet. Estas redes son una excelente fuente de información, ya que podemos consultar directamente nuestras dudas o hacer preguntas específicas sobre cultura a profesores nativos. Además, es una buena excusa para compartir ideas y ampliar nuestra propia red de contactos.
  • Apasionarse con el tema. No hay una mejor manera de enseñar que transmitiendo gusto y encanto por lo que se hace y por lo que se sabe. La actitud es clave al presentar temas culturales, sobre todo con adolescentes. La cultura nos toca a todos y lo que debemos hacer es adaptar nuestras actividades según los intereses, objetivos y características de nuestros estudiantes, mostrando pasión por lo que conocemos.
  • Usar material autentico. Fotos, caricaturas, comerciales o anuncios publicitarios, videos en YouTube, artículos de periódico, canciones, revistas, juegos, documentales, menús de restaurantes y mucho más.  Este material puede ser adaptado o no, todo depende del objetivo de la actividad y de los estudiantes. Personalmente prefiero dejarlo tal y como lo encuentro para favorecer el acercamiento a la cultura y el trabajo de destrezas comunicativas como la comprensión oral y escrita.

Para terminar, quiero compartir con ustedes un taller de conversación que creé sobre Argentina para nivel B1. Soy colombiana pero me gusta mucho presentarles a mis estudiantes la riqueza del mundo hispano. En este taller utilicé los comerciales o anuncios argentinos para mostrarles aspectos culturales y funciono muy bien, ya que trabajamos la comprensión oral, los estudiantes hablaron sobre lo que comprendieron, se intercambiaron ideas sobre los mensajes que los anuncios transmiten, algunos estudiantes analizaron la música, las imágenes y las expresiones que usaban, el papel de la mujer, las diferencias entre su país de origen (la mayoría son canadienses pero también hay latinoamericanos, asiáticos y árabes) y Argentina. 



viernes, 18 de marzo de 2016

Empieza un sueño

Quiero agradecer a los nuevos y antiguos lectores de este blog por su apoyo. Gracias también a Alex Chan, mi estudiante de español, quien me animó a crear una página en Facebook ofreciendo mis clases de español en Montreal y sus alrededores, en Canadá.

Aquí les dejo el enlace, https://www.facebook.com/courslessonsclasesespanol/

Hasta ahora empiezo, un sueño que empieza.

domingo, 13 de marzo de 2016

¿Cómo trabajar el contenido sociocultural en clase de ELE?

En la actualidad, la integración de contenidos socioculturales en las actividades de enseñanza-aprendizaje de lenguas es muy importante y hace parte del proceso de adquisición del idioma. Algunas veces, los profesores solemos dejar de lado este componerte o lo trabajamos sin incluirlo de manera rentable en nuestras clases, en este caso de ELE.

Autores como Neus Sans, Lourdes Miquel, Encina Alonso, Giovannini et al., Ernesto Martín Peris, entre otros, consideran que los contenidos culturales y socioculturales deben estar presentes en todas y cada una de las actividades que se realicen en el aula, ya que están estrechamente relacionadas con las competencias lingüística, sociolingüística y pragmática, propuestas por el Marco común europeo de referencia.

Teniendo en cuenta dicha importancia y necesidad de abordar contenidos culturales y socioculturales en el aula, nos surgen dudas sobre cómo debemos incluirlos en las actividades de enseñanza y aprendizaje, cómo estas actividades pueden llamar la atención del alumnado y de qué manera estas pueden favorecer el aprendizaje de la lengua y la dimensión afectiva de los aprendientes.
Estas son algunas de las estrategias que suelo usar en mis clases y que se han inspirado en los autores nombrados al inicio de esta entrada:

·         Primero que todo, trasmitir una actitud positiva y de interés propio sobre la cultura. Es muy importante que los estudiantes vean y sientan que nos interesan los temas culturales y que estos son necesarios para un aprendizaje integral de la lengua meta.

·         No es necesario ser un conocedor de todos los aspectos culturales o ser un experto en cultura con mayúsculas, como lo dicen Sans y Miquel (dejo el enlace de su artículo sobre la cultura al final de la entrada). Leer e informarse en Internet, en el libro de profesor, en el libro del alumno, consultar en los grupos de profesores de ELE en las redes sociales, hablar con colegas de distintas nacionalidades, viendo algunos vídeos en Youtube, son fuentes de referencia para la preparación de nuestras clases.

·         Romper estereotipos. Es cierto que el estereotipo es la puerta de entrada a la cultura, es lo que conocen los estudiantes de primera mano sobre el mundo hispano. Nuestra labor como profesores de ELE es ir más allá, mostrarles que la cultura es amplia y diversa y que hay temas muy interesantes por descubrir.

·      Incluir contenidos culturales y socioculturales, como lo decía al inicio, en todas las actividades de enseñanza y aprendizaje. Por ejemplo, al abordar la gramática, al enseñar el vocabulario, en ejercicios de pronunciación, en actividades de producción e interacción orales, en las tareas; las oportunidades sin infinitas.

·       Seleccionar las actividades, los temas y la metodología según las necesidades, características y objetivos del grupo aprendiente. Para conocer mejor a tus alumnos, realiza una evaluación diagnostica (un cuestionario con preguntas sobre gustos, conocimientos previos, objetivos e intereses) al inicio del curso, donde se incluyan preguntas sobre la cultura.

·       No centrarse solamente en la cultura propia del profesor, no hacer juicios de valor sobre las diferentes variantes lingüísticas, manifestaciones o productos culturales diciendo que son malos, ordinarios, mejores o peores que las demás. Transmitir una actitud de apertura, de aceptación a la diferencia y de conocimiento no solo forma a los estudiantes en el plano lingüístico, sino en el plano humano, los invita a la tolerancia y a respeto por lo diverso.
   
·      Divertirse con la cultura y que los estudiantes también lo hagan. Recordemos que estamos para guiarlos en el descubrimiento del fascinante mundo del español y de su cultura. No olvidemos que enseñar una lengua extrajera o segunda considera aspectos lingüísticos, culturales y afectivos que favorecen su competencia comunicativa y su adquisición.


Este es el enlace que me dio una nueva perspectiva sobre el tratamiento de los contenidos culturales en clase de ELE. Se los recomiendo.  http://www.mecd.gob.es/dctm/redele/MaterialRedEle/Revista/2004_00/2004_redELE_0_22Miquel.pdf?documentId=0901e72b80e0c8d9



lunes, 1 de febrero de 2016

domingo, 20 de septiembre de 2015

El error en la enseñanza y el aprendizaje de ELE, ¿positivo o negativo?

Cuando se enseñan lenguas extranjeras, algunos docentes tienden a considerar el error como algo negativo, o como un defecto en sus estrategias didácticas. Esto es normal, teniendo en cuenta que se debe a la influencia de antiguos métodos de enseñanza. En métodos como gramática-traducción o el método directo, se consideraba el error como algo que se debía evitar o era el resultado de un hábito mal aprendido. En las nuevas tendencias metodológicas como el enfoque comunicativo y el post-método el error se transforma en una herramienta de trabajo para el profesor y el aprendiente. Según Corder (1967), el profesor emplea el error para revisar su forma de enseñar, ajustar sus estrategias y responder a las necesidades de los alumnos. Para los estudiantes, es un indicio de la manera cómo están aprendiendo.

Esta lengua que se encuentra en proceso de evolución es denominada interlengua (Selinker, 1972) y los errores son muy frecuentes en este momento del aprendizaje. Por consiguiente, son normales, importantes y hasta necesarios cuando se va a aprender y a adquirir un nuevo idioma. En el campo de ELE, autores como Sonsoles Fernández, Rosa Ribas Moliné, Alessandra D’Aquino Hilt, Daniel Cassany, Ernesto Martín Peris, Encina Alonso, entre otros, han publicado interesantes trabajos sobre el error y la corrección, ya que en los procesos de enseñanza-aprendizaje estos dos componentes son indisolubles.

Desde mi experiencia como profesora de español y francés como lenguas extranjeras y segundas, mi percepción del error y de la corrección ha cambiado, considerando estos dos elementos como instrumentos didácticos y pedagógicos indispensables en el aula.

Estas son algunas de mis sugerencias generales sobre el tratamiento del error y la corrección en clase:

·         La forma de corregir debe ser consecuente con las características, necesidades y objetivos del público aprendiente.
·         Como lo proponen Ribas y Aquino (2004), el profesor debe ser consiente de dónde, cómo, cuándo y por qué corregir y de quién realiza la corrección, ya que cada caso es diferente; no hay fórmula mágica ni única para llevarla a cabo.
·         Es de suma importancia transmitir a nuestros estudiantes una actitud positiva frente al error, con el fin de favorecer la motivación por aprender y disminuir la ansiedad a la hora de producir textos orales o escritos. En cuanto a la motivación, Jane Arnold nos ofrece una literatura muy útil para los profesores de ELE.
·         El feedback después de la corrección debe ser siempre positivo, con comentarios constructivos y teniendo cuidado de no afectar la dimensión afectiva del estudiante.
·         Al corregir con paciencia y responsabilidad el estudiante siente que nos interesamos en su aprendizaje y esto favorece su continuidad y motivación. Esta conclusión fue fruto de una investigación que realicé en Montreal el año pasado con estudiantes francófonos de ELE en nivel postsecundario.

Entonces, no tengamos miedo de equivocarnos, porque como en la vida, de los errores también se aprende.

Bibliografía

´  Alonso, E. (1994). ¿Cómo ser profesor/a y querer seguir siéndolo? Madrid: Edelsa.
´  Alonso, E. (2012). Soy profesor-a: Aprender a enseñar. Vol. 2 (págs. 151-191). Madrid: Edelsa.
´  Arnold, J., & H.D, B. (2000). Mapa del terreno. El aula de ELE: un espacio afectivo y efectivo. En J. Arnold, La dimensión afectiva en el aprendizaje de idiomas (págs. 256-257). Madrid: Cambridge University Press.
´  Calvé, P. (1992). Corriger ou ne pas corriger, là n'est pas la question. The Canadian Modern Language Review / La Revue canadienne des langues vivantes, 459-471.
´  Corder, S. (1967). The significance of learners' errors. En S. Corder, Error Analysis and Interlanguage (págs. 161-170). Oxford: Oxford University Press.
´  Cuq, J., & Gruca, I. (2002). Conceptions et traitements de l'erreur. En J. Cuq, & I. Gruca, Cours de didactique du français langue étrangère et seconde (págs. 349-351). Grenoble: Presses Universitaires de Grenoble.
´  Fernández, S. (1988). Corregir y evaluar desde una perspectiva comunicativa. Obtenido de Centro virtual Cervantes -Biblioteca- Actas ASELE: http://cvc.cervantes.es/ensenanza/biblioteca_ele/asele/pdf/01/01_0017.pdf.
´  Fernández, S. (1997). Interlengua y análisis de errores. Madrid: Edelsa.
´  Martín Peris, E. (2007). La enseñanza de los idiomas modernos: de los procesos a los contenidos. marcoELE. Revista de didáctica ELE, págs. 3-4. Obtenido de http://marcoele.com/descargas/5/martin_peris-idiomas.modernos.pdf
´  Ribas, R., & D'Aquino, A. (2003-2004). La corrección de errores como instrumento didáctico. Obtenido de Centro Virtual Cervantes - Biblioteca del profesor: http://cvc.cervantes.es/ensenanza/biblioteca_ele/publicaciones_centros/PDF/munich_2003-2004/08_ribas.pdf.
´  Ribas, R., & D'Aquino, A. (2004). ¿Cómo corregir errores y no equivocarse en el intento? Madrid: Edelsa.

´  Santos Gargallo, I. (2004). El análisis de errores en la interlengua del hablante no nativo. En J. Sánchez Lobato, & I. Santos Gargallo, Vademécum para la formación de profesores (págs. 391-410). Madrid: SGEL.

   

lunes, 13 de julio de 2015

Los profesores nativos y no nativos

En esta oportunidad quiero compartir esta entrada sobre los profesores nativos y los no nativos. Es una excelente y completa reflexión sobre el rol de estos dos tipos de docentes. La autora, Tatiana Gunko, ofrece una interesante propuesta que refleja un espíritu integrador, colectivo y colaborativo en el ámbito de la enseñanza de ELE.
http://blog.difusion.com/profesor-nativo-o-no/